NOTICIAS / Música
25 - Sep - 2017

Reseña: Onda Siniestra 2

Por Gonzalo Abularach del programa Cámara Oscura

Este último Sábado 19 de Agosto tuvimos la oportunidad de asistir a la segunda parranda de nuestros amigos de Onda Siniestra y queremos contarles que la cosa se pone mejor con el tiempo. La Onda se llevó a cabo en la nueva joyita de la zona 1 llamada Malabar. Este lugar es uno de esos bares que nos recuerdan a aquellos días en zona 1 cuando solíamos ir a escuchar a los Analógicos en Yantra Estudios y las idas al Gran Hotel; bares llenos de mucha vibra y varias propuestas musicales las cuales ofrecían casi semanalmente. El espacio cuenta con una barra amplia la cual cubre todas las necesidades que los asistentes puedan tener en cuanto a sed se refiere. También cuenta con un dancefloor pequeño con una iluminación adaptable para cualquier tipo de música, perfecto para toques que invitan a bastante intimidad, unidad y desorden, cosas que una fiesta de este tipo siempre son bienvenidas.

El acontecimiento empezó a las 8 de la noche con la apertura del grupo Brujas, con un sonido finamente agresivo y con mucha energía. Mientras Malabar empezaba a llenarse de caras pintadas y labios color negro, Brujas se encargó de hacer saltar hasta el más tímido.

Luego de que Brujas finalizara su actuación fue el turno de la Onda Siniestra de tomar control de las tornas. El primero en subir a las tornas fue Emilio Garza y su set de melodías post-punketas y bastante cold wave. Poco a poco fue llenándose el dance floor cuando se empezó a escuchar un poco de New Order y Orchestral Maneuvers in the Dark. La noche fue muy prometedora en esos instantes, y luego subió David Chang a las tornas. David, muy conocedor de temas Cold Wave, Dark Waves y Synth Pop nos deleito con actos como TR/ST, Fad Gadget y Boytronic.

Justo como prometieron los amigos de Onda Siniestra, la noche estuvo mejor que la primera. Dejemos a un lado la mejor organización que hubo; la música entrego lo esperado. Malabar se llenó de varios fiesteros con diferentes influencias musicales, cada uno representando la escena con la que más se identifican. Los disfraces estuvieron espectaculares; nos hizo imaginarnos que quizá las fiestas en The Haçienda en Manchester se llevaban a cabo de esta forma, justo cuando el género Madchester estaba naciendo.

Para todos los que disfrutan de la música triste y enojada para bailar, les recomendamos se dejen caer a la próxima versión de Onda Siniestra.