NOTICIAS / Música
17 - Nov - 2017

Cámara Oscura

Orange Juice y el Post Punk Escocés

Por Gonzalo Abularach del programa Cámara Oscura

Imágenes obtenidas de Indie Hoy

En la Cámara Oscura siempre estamos en la búsqueda de artistas nuevos para compartirle a nuestros escuchas oscuros. Cada Episodio va compuesto con una dosis de artistas que han sido pilares fundamentales en sus respectivos géneros musicales, así como de artistas contemporáneos que llevan la batuta del género hoy en día. En esta reseña queremos hablar de esos pilares musicales que han sido punto de inflexión en la historia del post punk. Vamos a hablar un poco del post punk escocés y uno de sus más altos exponentes, Orange Juice.

Considerados como los líderes del neo-pop Escocés, Orange Juice tiene sus principios en la ciudad de Glasgow en 1978 cuando Edwyn Collins reúne a dos amigos y los invita a su banda los Nu-Sonics. La falta de una identidad sonora llevó a una búsqueda de sonidos más elaborados la cuales llegaron de la mano de un nombre más puntual a lo que querían expresar y es a partir de ese momento que se les conoce como Orange Juice.

Una de las características más fuertes que acompañó a OJ fué su terrible inestabilidad dentro de la alineación del grupo a lo largo de sus 6 años activos. Durante este tiempo, OJ vió ir y venir a 5 diferentes miembros, de los cuales solo Edwyn Collins perduró como miembro original. Esto provocó fuertes cambios en su estilo musical, más nunca se alejó del indie pop y sus raíces en el post punk. Una de las cosas más interesantes de esto es el hecho que los miembros que entraban y salían de la agrupación también tenían una rotación similar con grupos que compartían la escena del post punk escocés como lo fué Josef K y Aztec Camera.

Orange Juice

De los cambios más notorios que vivió la banda fué la inclusión del baterista originario de Zimbabwe Zeke Manyika, quién fué el responsable de abrirle la puerta a OJ a un sonido con más enfoque hacia el soul y elaboraciones sincopadas de una estructura musical. El éxito de este nuevo sonido fué notorio y de este nace su canción más famosa, Rip It Up. Esta canción fué la primera en utilizar el sintetizador Roland 303.

Los 6 años de actividad que tuvo OJ estuvieron llenos de críticas y a su vez de muchos elogios ya que para muchos no lograban concretar un sonido que los definiera. Poco duró su carrera y tristemente fueron olvidados rápidamente por la escena musical de Glasgow, la cuál en esos momentos buscaba sonidos que reflejaran el contacto con elementos de introspección y sonidos más sentimentales como lo fueron The Jesus and Mary Chain y the Cocteau Twins. Trás el surgimiento de bandas como Franz Ferdinand y Belle & Sebastian, Orange Juice logró llegarle a una audiencia más joven que buscaba escuchar las influencias de estas bandas a principios de los 2000’s, devolviendo a la banda a una escena evolucionada y posicionando a esta en alto, donde siempre mereció estar.

¡Recuerda sintonizar el programa de Cámara Oscura todos los martes de 20:30 a 22:00!