NOTICIAS / Música
8 - Dic - 2017

Dos Mundos

Alex Ferreira en Guatemala

Por Dos Mundos Agency

El pasado 24 de noviembre Alex Ferreira visitó Guatemala y se presentó en 2 distintos conciertos, dejándonos con uno de los mejores shows íntimos que vimos este año. Con un disco recién lanzado unos días antes, el cantautor dominicano regresó con mucha emoción al país centroamericano para poder presentarlo. “Canapé” se titula el nuevo disco, material esperado por muchos guatemaltecos que tuvieron la oportunidad de ver a Alex por primera vez en su visita hace un par de años acompañando a Ximena Sariñana.

Desde semanas atrás y con el momentum adquirido en nuestro primer concierto, notamos que la dinámica con nuestros colaboradores, equipo y público para este concierto evolucionó a algo más real, todas las partes involucradas en la producción parecían tener años de trabajar juntos y aunque en sus proyectos personales así haya sido, las buenas sensaciones que se veían en los rostros de todos en ese momento fue algo que se contagió a lo largo de todo el día, desde que llegamos a La Erre, venue del concierto.

Ishto Juevez, fue el encargado de comenzar la velada del 24, sus canciones ya conocidas por muchos, alegraron a todos los asistentes que rápidamente se colocaban de forma aleatoria en los alrededores del escenario. Al terminar, El Pana voz líder de la banda costarricense Alphabetics, se sumó a la alineación del show a pesar de haber perdido su vuelo en la mañana, siendo incierto si se presentaría. Llegando un par de canciones antes de que llegara su turno subió al escenario con muchísima energía, asombró al público guatemalteco con sus canciones siendo una excelente antesala para lo que venía. Alex Ferreira cantó sus canciones para un público que recibió lo que quería y más, las miradas de los asistentes mientras sonaban temas como “Ven que te quiero ver” o “La Noche Entera” fue lo que consideramos el éxito del evento. Guatemala necesita más de esto.

Alex Ferreira

La segunda fecha en Antigua Guatemala, disponía algo aún más íntimo, siendo un show para no más de 100 asistentes. Ishto y El Pana tocaron frente a uno de los atardeceres que muchos recordarán por su romanticismo y el buen sentir de la gente que poco a poco fue llenando 7A Norte hasta dejar a lo últimos en llegar de pié. Alex Ferreira cantó sus canciones de otra manera, lleno de emoción, más conectado con el público guatemalteco que nunca. Perforó la piel de muchos escépticos que quedaron pasmados cuando por fin algo nuevo les llegó a sus cabezas, fuera de lo ordinario. Escuchar a alguien interpretar canciones propias de esa manera, mueve el suelo de cualquiera que sabe apreciar la música y también al que no.

Ambos conciertos fueron un éxito rotundo para todos, para el público, para el artista para nosotros y para Guatemala, gestionar este tipo de conciertos crean valor. Recordemos que la música en vivo es un privilegio y son muy pocos los que todavía guardan esto como un tesoro.

Esperamos que con el pasar del tiempo todos estos esfuerzos por lograr que más cosas como estas sucedan, tengan un resultado positivo para todos aquellos van empezando o vienen atrás con sus proyectos relacionados con la escena nacional.